PALMA DE MALLORCA / 2012

 

 

ALMA | Imaginar, sentir y vivir la ciudad

 

Uno de los valores más sólidos de la ciudad de Palma de Mallorca es su nombre. Está asociado internacionalmente a aspectos positivos que lo convierten en un destino europeo atractivo y preferente para el descanso y el trabajo.

 

Un buen nombre se convierte en excelente cuando contiene el mensaje principal que estratégicamente se desea transmitir. Sin más añadidos. La ciudad de Palma de Mallorca lleva en su interior la razón de su existir: el alma. El alma entendida como la forma peculiar y diversa de imaginar, sentir y vivir la ciudad.

 

El nombre de la ciudad –intrínsecamente unido al eslogan ALMA– se constituye así en un elemento diferenciador, garantía de competitividad y de proyección externa. Es la base de la amplia gama de bienes y servicios turisticos que ofrece Palma de Mallorca al visitante. Se crea así una conexión invisible entre el turista y el nombre de la ciudad; entre la persona y el alma de la ciudad. Una relación llena de encuentros y descubrimientos sorprendentes que culminarán en una identificación personal y armónica con elterritorio y sus habitantes.

 

Una marca diferente y atractiva que representa todas las facetas de una ciudad viva: su arte, cultura, historia y gastronomía; elocio y la naturaleza; su gente.

 

Palma de Mallorca cuenta con una marca que conecta con cada persona, con sus emociones y sentimientos; una marca que transmite su esencia; una marca que la hace única.

Proyecto elaborado junto con Rafael Gil Nogués

 

 

 

Página siguiente »